La gran minería es una industria de tecnología de punta
La gran minería es una industria de tecnología de punta

La pala y la picota quedaron atrás, ahora lo fundamental en el rubro son ingeniosas maquinarias que llevan a cabo los procesos del material.

La idea de una minería manual, o de trabajo eminentemente físico está bien arraigada en el imaginario nacional; y probablemente, esto tenga hoy su espacio de realidad en la mediana y pequeña minería, que son operaciones de pocas toneladas de producción y tecnología menos compleja.

La gran minería que incluye minerales de cobre, oro y plata, como otros no metálicos, es considerablemente diferente. La picota y la pala ya prácticamente no existen. Todo se realiza con equipos de tecnología de punta y, normalmente, de grandes dimensiones. Hoy un operador minero de camión se asemeja más a un piloto de avión que a un conductor. Cada día hay menos taladros de operación manual y más robots perforadores, por decirlo de una manera clara.

Lo mismo sucede en las plantas de procesamiento, donde la escala de la infraestructura y equipos es tan grande y compleja, que casi todo se hace desde terminales tipo panel de control, desde una sala acondicionada para ello, y con apoyo de operadores en terreno.

La idea de esto es buscar siempre la eficiencia de los procesos, y eso se da manteniendo la continuidad de las operaciones, y disminuir los gastos, asegurando la calidad y seguridad. Ese podría ser el lema que mueve la gran minería nacional (y mundial).

Es por esta razón que la formación para el trabajo, debe ir en línea con la incorporación de tecnología en la industria. Se trata de conocimientos y habilidades específicas que la industria ha acordado, para comunicar claramente que se necesita un “salto” en pertinencia y oportunidad para la oferta de programas de formación vinculados con la industria.


¿Qué puedo estudiar relacionado con minería?